Géminis, tu horóscopo amoroso del Invierno 2018

Escrito por Mercedes

Amor: ¡todo menos el statu quo!
¿El cielo te invita a transformar tu enfoque del amor y de la gestión del lazo? Después de una fase que te empujó (entre diciembre de 2014 y 20 de diciembre de 2017) a averiguar la relación y tus esperas con relación al otro para ver si fueron colmadas un poco, mucho o no (más) todo, abordas el invierno bien decidido hacer mover las líneas amigo Géminis y a devolver el soplo a tu pareja. Cuenta con Venus (entre el 25 de diciembre y 18 de enero) para exaltar tus sentidos y reclamar tu parte de delicias o sensaciones fuertes. Tendrás sed de compartir con otro una intimidad susceptible de recalentar un principio de temporada que se mira más ardiente que frio. Aspirarás luego a hacer evolucionar tu dúo y a rechazar tan posible las fronteras de lo posible y si estás en busca de la perla rara, podrías entonces descubrirlo bien inmediatamente. Entre el 10 de febrero y 6 de marzo gastarás de tu encanto irresistible para atraerse las buenas gracias de tus allegados sociales pero deberías cerrar la temporada movilizado por proyectos tiernos que podrían permitirte reforzar todavía a tu pareja (antigua o reciente) si guardas no obstante por lo menos poco el sentido de la medida y ¡de las realidades de este mundo!


1er decanato (21 de mayo-31 de mayo): ¡Romances y bromas exclusivas!
Saturno, desde el 20 de diciembre, te invita a estructurar (reestructurar) la relación y tu mundo para integrar en eso las lecciones comprendidas y asimiladas de los últimos tiempos en el amor. Ni hablar de hacer como si, de sobrevolar los sujetos sensibles, pero bien de integrar una comprensión profunda de los límites de cada uno para vivir un lazo que tiene del sentido y puede así durar. Si la perspectiva te parece más bien reductora que verdaderamente satisfactoria, cuenta con Venus a lo largo de la temporada para recalentar el ambiente y ayudarte a avanzar de manera constructiva hacia un futuro que te inspira. Por cierto, Saturno pone tus límites, pero a plazo podría hacerte bien más maduro, más responsable y más implicado en conciencia en la búsqueda de la felicidad… juntos.

Si estás en pareja: La reflexión se impone desde el principio de la temporada (el 25 de diciembre) y podría forzarte a observar el lazo con más distancia que frenesí, pero es sin duda con la buena causa. Más cuestión en efecto de ignorar lo que te separa, pero mucho más bien de tratar de integrarlo en la relación para fundarlo sobre la realidad más que sobre la fantasía. No verdaderamente divertido pero indispensable ¡para ir lejos juntos! Porque es una búsqueda de profundidad y de estabilidad que dictarás este invierno (y en 2018) tu evolución. Un desafío que hay que rehacer para avanzar y ¡mirar entonces juntos y durante mucho tiempo en la misma dirección! Venus te dará ganas de rechazar tus límites entre el 18 y el 26 de enero y de abrir las escotillas y de hacer proyectos entre el 6 y el 15 de marzo. Cualquiera que sea tu sed de abertura, podrá ser colmada sólo a partir del momento en que aceptarás mirar y posiblemente convertir en conciencia ¡tu modo de funcionamiento!

Si estás soltero: ¿No verdaderamente juguetón esta temporada? En efecto serás más propenso a reflexionar sobre lo que verdaderamente deseas fundar más que de coquetear sin consecuencia. Plenamente implícate pues en esta búsqueda de profundidad y de sentido qué podría muy a plazo servir tus intenciones y darte ganas de implicarte realmente en una historia todo… ¡menos superficial! Venus te invitará a elevar tus ambiciones entre el 18 y el 26 de enero y a proyectarse en un futuro que te inspira entre el 6 y el 15 de marzo si no ignoras no obstante la fórmula clave del invierno (y del año): ¡escoger y gustar en conciencia! Poco espacio para la ligereza, o pero una actitud qué podría acabar bien por pagar y permitirte invertirte por fin plenamente en una historia a largo curso más objetivamente escogida que ¡fantaseada!


2do decanato (1ero de junio-10 de junio): ¡una temporada sin falsas notas (o casi)!
¿Júpiter refuerza tu vida diaria hasta el 21 de enero y Venus decuplica tus apetitos entre el 2 y el 10? Comenzarás la temporada en ebullición y bien decidido a sacar provecho de esta exuberancia alegre de los sentidos para dártelo al corazón alegre y vivir momentos fuertes si es posible en compañía agradable. Juégate a una coyuntura más festival que invernal para dopar tu libido y si Júpiter deserta a partir del 21 de enero, Venus asegura el relevo y te permite (entre el 26 de enero y 2 de febrero) hacer evolucionar la relación y de realizar algunas de tus ambiciones amorosa. Cuenta luego con el delicioso planeta (entre el 18 y el 26 de febrero) para hacer el show en sociedad y para cerrar la temporada la cabeza y el corazón llenos de esperanzas y de proyectos. Venus te invita en efecto a mirar adelante y a trazar planes sobre el cometa bien rodeado sea por tus amigos, tus allegados o el elegido (reciente o antiguo) ¡de tu corazón!

Si estás en pareja: Ningún riesgo de dejarte deprimir por la monotonía del invierno pero más bien de sacar provecho de un clima cósmico favorable para tu abertura sobre todos los planes para volver a encender la llama en enero (el 8, el 9, el 16 entre otras cosas), embarcar con tu compañero para Cítara el 26 de enero y 2 de febrero, hacer el hermoso corazón o el interesante en la oficina en febrero (entre el 18 y el 26) y abrirte a un campo de lo posible susceptible de llenar tus esperas y de ayudarte a realizar tus sueños entre el 15 y el 23 de marzo ¡(¿el 20?)! Una temporada encantada a saborear sin hacerse demasiado de rogar ¡POR FAVOR!

Si estás soltero: deberías este invierno gozar de condiciones ideales para romper con la soledad y encontrar el alma gemela. Juégate a un magnetismo incandescente entre el 2 y el 10 de enero para dar en el blanco y el toque y el 16 posiblemente lanzarte ¡en aventuras prometedoras! Entre el 26 de enero y 2 de febrero, tendrás sólo una idea en la cabeza: sacar el Grial y vivir una historia a la altura de tus ambiciones enormes. Ni hablar pues de contentarte con aventuras sin saber, pero bien de devorarte la vida en pareja y ¡si posible con frenesí! Si entre el 18 y el 26 de febrero usas de tu encanto irresistible para atraer las miradas en sociedad u obtener lo que ansías a la oficina, regresa rápidamente a tus amores y deberías al final de temporada (entre el 15 y el 23 de marzo) volverte hacia el futuro para tratar de abrirlo y ¡de construirlo a tu modo!


3er decanato (11 de junio-20 de junio): ¡Ten en cuenta al otro!
Si tu cerraste el año más bien contento de ti y bien decidido a girar hacia un futuro susceptible de dopar tus amores, tendrás todo interés este invierno a canalizar tus energías poderosas con el fin de que tus apetitos devoradores no vengan para contrariar demasiado tu marcha adelante. ¿Quiere todo y preferentemente en seguida? Atención entonces a riesgo de resbalón no controlado en enero (el 13, el 14, el 28) donde, si presumes demasiado de tu poder de atracción podrías derrapar y comprometer tus queridos proyectos. Vela pues a calmar el juego en amor (y en otro lugar) más que de poner del aceite sobre el fuego presumiendo del hecho que…quien me quiere me sigue y exponerte entonces a ¡algunas sorpresas desagradables! En cambio, si consigues contener tu sed insaciable de amor y de placeres tendrás tu cabo y llegarás a convencer al otro de seguirte ¡allí donde deseas llevarlo! A finales del invierno deberías entonces colmar tus votos y ofrecerle en marzo numerosas oportunidades de gustar y de ser (el 1ro, el 2, el 4, el 11, el 13) por poco que antes, tu hayas conseguido tener (por lo menos un poco) a raya unas ganas desenfrenada de hacerlo sólo en tu cabeza y ¡de ignorar en parte los deseos del otro!

Si estás en pareja: Si el último otoño te permite orientar la relación en el sentido común y hacia un futuro que hay que componer juntos, podrías este invierno ser intentado conducir el buque sin tener en cuenta demasiado la opinión y las preferencias del otro. Trata en enero de hacer concesiones indispensables si no quieres poner en marcha (¿el 13?) los rayos de una pareja molesta por tu manera un poco egoísta de administrar la embarcación común. Tendrás en efecto bien mal de hacer causa común a lo largo de una temporada donde tus exigencias personales podrían provocar remolinos en el seno de la relación. Afortunadamente, al final de temporada, comprendes que tus intereses es integrar el otro en tus proyectos para que se sienta concernido y ¡sobre todo respetado!

Si estás soltero: Si este otoño has comprendido que para que se te quiera, vas a tener que pensar en colectivo más que demasiado personal, corres peligro mucho de olvidarlo este invierno cuando tus apetitos insaciables podrían llevarle al choque y favorecer más entonces los estados de crisis que las elevaciones líricas. Escucha lo que se te dice, lo que se te propone y trata de tenerlo en cuenta en tus proyecciones si quieres no sólo seducir, sino que retener. Si no careces de encanto ni de magnetismo este invierno para dar en el blanco, podría pecar por egoísmo y ser tentado a actuar únicamente con arreglo a tus objetivos y deseos. Afortunadamente al final de temporada, renuevas la razón y comprendes que para llamar la atención y dar ganas al otro de creer en ti y de seguirte, vas a tener que soltar del lastre y hacer concesiones. Tendrás que sólo felicitarte por tus esfuerzos entre el 1ro y el 17 donde todo vuelve a ser posible y ¡al alcance de la mano y del corazón!


El consejo de Mi Horóscopo del Día:

Un invierno donde tu harás todo… salvo hibernar. Prepárate pues para vivir intensamente más que en posición de escape una temporada hecha para ¡evolucionar, avanzar y comprender! No para dormir y sobre todo… ¡no sólo!





Este sitio utiliza cookies para mejorar su experiencia.