El Signo de la Cabra

Escrito por Eva

Perfil del Signo


Los individuos nacidos bajo el signo de la Cabra (o el chivo) son grandes soñadores. Todos los artistas en lo más profundo de su ser desean rehacer el mundo. Su lado soñador puede exasperar a los que la rodean, pero la Cabra (o el chivo) nunca le hará daño a nadie. Suelen ser personas dulces y sinceras.

La posición dominante de su signo es el Yin.

La Cabra (o el chivo) tiene la necesidad de vivir con amigos o familia, es un signo que no soporta la soledad. Sin contacto con otros seres humanos, la Cabra (o el chivo) puede dejarse llevar fácilmente. Necesita sentirse querido. Si se siente arropado en su entorno familiar, será muy feliz.

La Cabra (o el chivo) tiene un gran talento artístico y está creando continuamente. Es una persona suave y seductora. Por otro lado, no siempre está alegre, ya que su pesimismo le incita a crear pero no siempre es fácil convivir con sus cambios de humor.

Números fetiche: 3, 4, 5, 12, 34, 45 y 54.
Signos compatibles: Tigre, Caballo, Mono y Dragón.
Signos incompatibles: Gallo.
Años lunares: 1895, 1907, 1919, 1931, 1943, 1955, 1967, 1979, 1991, 2003, 2015, 2027, 2039, 2051, 2063, 2075, 2087

Amor


Las personas que pertenecen a este signo son románticas. Muy dulces y sensibles, sueñan con el amor verdadero. Creen en la existencia de las almas gemelas. Cuando creen que han encontrado a la persona adecuada están dispuestas a comprometerse para siempre. La fidelidad no les da miedo. Al contrario, le encantan las uniones tranquilas y constructivas. Necesitan de un compañero que les proteja en los aspectos prácticos de la vida y que nunca les falte cariño en el día a día.

Son personas comprometidas que saben comprometerse con los demás. En una relación amorosa, dan todo de sí mismas con sinceridad. La Cabra (o el chivo) no soporta la mentira.

Cualidades


La Cabra (o el chivo) es dulce. Su suavidad innata provoca la simpatía de los que la rodean. No podemos odiarla. Además, La Cabra (o el chivo) ama a los demás de forma natural. Defenderá a los más débiles, miserables y oprimidos. Es una persona que siente el sufrimiento del prójimo. La Cabra (o el chivo) sabe hacer prueba de empatía. Es capaz de olvidarse de sí misma para ayudar a los demás.

Este signo del zodiaco es uno de los más generosos. La Cabra (o el chivo) adora sentirse útil y necesita reconfortar a los que la rodean. Es un ser servicial y sus acciones son desinteresadas. Casi nunca espera nada a cambio.

Defectos


La Cabra (o el chivo) tiene un humor cambiante. Es alguien difícil para convivir, ya que su naturaleza imprevisible puede hacer de la vida un infierno si tenemos demasiado en cuenta sus cambios de humor. La Cabra (o el chivo) tiene el temperamento de un artista y sabe transmitir tanto su alegría como su tristeza. Es alguien que suele tener alegría de vivir pero que a menudo no sabe controlar su carácter fluctuante. Este lado ambivalente le impide a veces concentrarse en algo y suele tener una falta de método. La Cabra (o el chivo) actúa por instinto, sin reflexionar; no sabe organizarse. Las ideas vienen a él sin ningún orden.

Podría tener reacciones desconcertantes, llegando a las lágrimas sin ningún motivo. Su entorno no debe prestarle atención ya que acabarán malhumorados. Pero también hay que decir que La Cabra (o el chivo) es una compañera fiel y atenta. Sus grandes virtudes nos hacen olvidar rápidamente sus defectos.

Trabajo


La Cabra (o el chivo) trabaja de manera sobria. Su energía desbordante le convierte en alguien productivo. Por contra, no soporta demasiado el estrés y para prosperar necesita un ambiente de trabajo tranquilo. Un exceso de presión le podría hacer perder los papeles.

Le encanta trabajar en equipo, ya que el contacto con los demás es muy importante para este signo. La Cabra (o el chivo) no está hecha para trabajar sola en casa. Necesita discutir y compartir sus experiencias con los colegas. Trabajar aislado la deprimirá de inmediato.

Dotada de un gran talento artístico, La Cabra (o el chivo) sabrá desenvolverse con total facilidad e los oficios artísticos, pudiendo así poner en marcha todas sus virtudes y expresar por completo su sensibilidad.

Pero este arte deberá ser ejercido en contacto con los demás: comedia, costura, pintura, música... La Cabra (o el chivo) querrá mostrar de lo que es capaz y no se encerrará en su burbuja como puede hacer determinados artistas. La Cabra (o el chivo) nunca tendrá miedo a exponerse.






Este sitio utiliza cookies para mejorar su experiencia.