La carta n° XIV: la Templanza

Escrito por Eva

En esta carta número « XIV » podemos ver un Ángel sosteniendo una vasija en la que vierte un líquido. La Templanza es una carta que, de por sí, simboliza la calma, la tranquilidad, el descanso. En la enfermedad indica convalecencia y curación.

También aporta un buen equilibrio entre las energías, la persona recobrará la fuerza, está en el buen camino para sentirse mejor. Asimismo el ángel es protector, protege de las enfermedades o ayuda a curar, pero también puede simbolizar la protección de otra persona. Una persona condescendiente está presente para guiarnos, la cual nos hace avanzar.

Por defecto interpretamos la Templanza como la carta del descanso, de la convalecencia y del mayor bienestar. Si está acompañada por la Luna, podremos decir que el consultante está angustiado. La Templanza puede anunciar también un cambio de actitud, o bien transformación en relación al modo de vivir del consultante.

Posición derecha:



La carta de la Templanza en posición derecha indica que se va a producir un intercambio provechoso con alguien. La vida transcurre serena y sigue su curso. Todo va bien, tranquilamente, sin estrés. Es la carta de la revitalización. Después de la carta del Arcano sin nombre, puede indicar que todo vuelve a la normalidad. Es una carta positiva.

Su significado : Calma, alegría, serenidad, buena salud, curación.

Posición invertida:



La carta de la Templanza invertida no es de buen augurio. Anuncia que el consultante está agitado, no está sosegado, se dispersa. Quizá también tenga la salud frágil. No logra encontrar una salida, se encuentra bloqueado, en una situación que le hace sufrir. También tendrá dificultades en las relaciones con su entorno.

Significado : agitación, avaricia, caos, pereza.

En resumen:



La Templanza reequilibra las energías. Hacia arriba, simboliza la curación y la comunicación abierta con los demás. Todos los intercambios son fructuosos.






Este sitio utiliza cookies para mejorar su experiencia.