Familia reconstruída

Escrito por Eva

La familia reconstruida se ha convertido en una experiencia cada vez más común en nuestra sociedad. Reconstruir una tribu con una nueva pareja, los hijos de ésta y la tuyos no son especialmente una tarea fácil en vista de la complejidad de la estructura relacional. Así que te damos algunos consejos de acuerdo a tu signo zodiacal para vivir mejor este nuevo comienzo.

Aries:Determinar el papel de cada uno.
La familia reconstituida no es un paso al que debes tener miedo, sin embargo, debes tener en cuenta el hecho de que la nueva unión familiar en la que pones un pie no necesariamente te otorga el papel de líder. Serás el segundo jefe, después de los padres. Sin embargo, tienes un lugar real para tomar, que es el de padrastro o madrastra, pero no uno que usurpe el lugar del otro. Comprende que no necesariamente te sentirá rechazado como un padre dentro de la familia que creaste.

Tauro:Abrirte y comunicarte.
La idea de una reunión semanal, por ejemplo, podría ser beneficiosa para todos, y permitiría a cada miembro, incluido tú, poder hablar, exponer lo que es importante y lo que podría cambiarse o mejorar. Esto presentará al niño condiciones más abiertas y flexibles en las que encontrará que definitivamente no hay nada malo y que incluso puede asumir alguna responsabilidad por la constitución y la estructura de la familia.

Géminis:Unión.
Supón que debes demostrarle al niño que existe una alianza parental antes que todo. Si comienzas a pelear e incluso con tu nuevo cónyuge frente a los niños porque no estás de acuerdo, se sentirá en la armonía que se supone reinará en la familia. Lo mejor es resolver los desacuerdos lejos de los niños. Además, es recomendable crear algunas reglas educativas para evitar incompatibilidades básicas entre todos.




Cáncer:Compartir tus emociones.
Entenderás rápidamente que el truco se basa en el equilibrio de la familia reconstruida y en tu capacidad para comunicarte, no solo con palabras sino también de manera emocional. El alma de tu hijo es una ventaja para organizar hábitos, salidas, momentos divertidos, una historia en común. Programa actividades con los hijos de tu cónyuge, como preparar un pastel cada fin de semana o mirar una película, lo que lo alentará a construir más y más relaciones privilegiadas con ellos.

Leo:Restarle importancia.
Si la energía no es muy fluida con el hijo de tu cónyuge, no te lo tomes como algo personal. Considera que es tu estado de padrastro o madrastra, que es independiente a lo que realmente es, lo que estimula su hostilidad. Está sería probablemente la misma situación con otra persona. No tomes una mala actitud contra un niño que solo trata de expresar torpemente su sensación de incomodidad, pero eso no necesariamente con el fin de destruir su relación. Réstale importancia a los ataques y tranquilícelo, lo que complacerá a todos.

Virgo:Establece un enlace autentico.
Por supuesto, el concepto de familia reconstruida implica encontrar tu propio lugar en una nueva configuración, lo que podría generar confusión en tu mente e incluso hacerte dudar de tu legitimidad en la familia de tu cónyuge. No trates de hacer demasiados esfuerzos para hacerte aceptar y deja que el tiempo haga su trabajo. Establece un vínculo genuino de confianza con los niños y comparte intereses con ellos.




Libra:Sé comprensivo.
No son necesarias las demostraciones románticas delante de tus hijos o los de tu pareja, ya que puede sorprenderlos al principio. Por supuesto, el amor que vives puede hacerte flotar sobre una pequeña nube, pero es importante no involucrarlos en la relación sensual de los adultos. Y no descartes a tu ex, que es el padre biológico de tus hijos, y no lo critiques porque puede ser desestabilizador para el niño.

Escorpio:Comunícate con sus hijos.
Mantente atento con los niños para quienes pasar por el proceso de la separación de sus padres es un gran dolor. Cuando uno de sus padres rehace su vida o se casa, sienten una sensación de abandono mientras viven una situación que realmente los angustia. Si se vuelven agresivos, es normal, tienes que hablar con ellos y tranquilizarlos explicándoles que siempre cuenta contigo, con las palabras más simples del mundo.

Sagitario:Sé responsable.
Evite participar poco o ignorar los complejos problemas de tu nuevo sistema familiar al que está a punto de ser parte. Es necesario tratarlos con tacto y responsabilidad. No es un gran paso, pero por un tiempo indeterminado y largo, preferiblemente. Ten cuenta las experiencias complejas de tu nuevo compañero y sus hijos. Cuanto más serio seas, mejor serás bienvenido. Esto facilitará este paso decisivo.




Capricornio:Hacer cosas juntos.
Debes tomar acciones mediante las cuales todos se definan a sí mismos en interacción con el otro. Tendrás que realizar actividades en las que todos tengan un papel que desempeñar y, por lo tanto, tener en cuenta las diferentes edades de cada miembro; es importante que no haya nadie que se sienta excluido. Ejemplo: una salida a la piscina está al alcance de todos.

Acuario:Pequeñas responsabilidades.
Habiendo llegado al corazón de una familia reconstruida, puedes sentirte abrumado por algunas nuevas responsabilidades y, de hecho, involucrar a las personas mayores. Sin embargo, no es apropiado exigir a un niño de nueve o diez años que bañe a su hermanito porque podría poner responsabilidades en sus hombros para cuales aún no se encuentra preparado. Tampoco es adecuado enviar un mensaje al otro padre, etc. Por supuesto, el niño puede participar siempre que haga cosas acordes a su edad.

Piscis:No ocultes realidad de las cosas.
Evita caer en la ilusión de que las cosas irán muy bien, pase lo que pase. Todos se aman, los niños te quieren como padrastros, en resumen, todos son hermosos, todos son amables. No ignore que bajo las apariencias más bien positivas, hay una realidad menos hermosa. La ausencia de un conflicto abierto no significa que no haya, por el contrario, es preferible que estalle una disputa para limpiar las relaciones humanas dentro de la pequeña tribu.






Este sitio utiliza cookies para mejorar su experiencia.