Los oráculos

Escrito por Emmanuelle Sans


Los oráculos y su historia (Delfos, Egipto...)

Los oráculos en la Antigua Grecia:


En la Antigua Grecia, se consultaban los oráculos para predecir el futuro. Formaban parte integrante de la religión. El más antiguo de los oráculos griegos fue el de Dodona, le consultaban para predecir el tiempo. Entonces el oráculo observaba el cielo detenidamente, consultaba a Zeus para revelar el clima a la humanidad. El oráculo era muy útil sobre todo para la agricultura. Había que velar para tener cosechas provechosas, y por lo tanto conocer el futuro meteorológico era primordial para no morir de hambre. Suponemos que los oráculos de Dodona eran mujeres egipcias. Pues esta hipótesis fue de Heródoto. El oráculo de Dodona era famoso, gracias a él, se podía prever los riesgos de tormenta que en aquella entonces podían tener un efecto destructivo sobre la agricultura. Estos oráculos mantenían una relación estrecha con la Naturaleza. Poseían un conocimiento intuitivo de las cosas. Y se consultaban para comprender los fenómenos naturales.

El otro oráculo más famoso de la Antigua Grecia es el de Delfos. Estaba asociado a un ritual muy concreto. La Pitia reportaba las palabras del Dios Apolo. El oráculo daba una respuesta personal a una pregunta relacionada con el futuro. Pero las respuestas podían ser confusas, había entonces que interpretarlas para aportar algunas aclaraciones. El oráculo representaba el intermediario humano con la respuesta divina. El oráculo de Delfos se consultó hasta el siglo II antes de J.C . El sanctuario de Delfos habría sido construído por el mismo Apolo, después de haber fundado el templo de Delos. El sanctuario estaba custodiado por un pitón, hijo de Gea y guardián de un oráculo consagrado a la divinidad Temis. Pero Apolo que quería crear un oráculo para guiar a los hombres, mató a Pitón lanzándole una flecha con su arco. Se aproprió entonces del lugar sagrado.

Según Eschyle, la historia cambia un poco, el oráculo de Delfos fue inicialmente consagrado a la Tierra, así como a otras divinidades femeninas, antes de ser entregado a Apolo.

Pitia era una sacerdotisa, profeta, hablaba en lugar de dios. La sacerdotisa era una mujer virgen, que se seleccionaba entre los pueblos vecinos. Se expresaba en prosa. Sus propósitos podían ser confusos. Por ello la acompañaban dos sacerdotes intérpretes que estaban a su lado, y ellos mismos estaban también ayudados por cinco ministros más del culto. A la llegada del cristianismo todas estas prácticas paganas fueron vivamente criticadas por los filósofos.

En Delfos los hombres tenían la posibilidad de consultar el oráculo individualmente o colectivamente. La Pitia no se podía consultar más que un día al mes. La celebración tenía lugar el 7 de cada mes. A cambio el consultante tenía que pagar una tasa a la ciudad. El consultante era llevado al ádyton del templo. Allí se encontraba con la Pitia. Tenía que ofrecer un sacrificio a dios. La víctima era purificada con agua fría y si no temblaba, la consulta se anulaba.
De lo contrario, el consultante podía hacer sus preguntas.

Los oráculos en Egipto:


En Egipto la tradición de los oráculos está intimamente ligada a la religión, la cual tiene una relación estrecha con la tierra de Kem. Esta religión perduró durante siglos, su práctica adivinatoria era muy popular. El oráculo se distingue de la profecía. La profecía tiene lugar por mediación de un profeta y transmite une mensaje divino, mientras que el oráculo contesta más a una pregunta formulada por el humano. Se Solicita al divino para comprender y saber cómo actuar en una situación concreta. Los egipcios utilizaban vasijas de cerámica para dirigirse al divino. El texto de los oráculos se presentaba más a menudo de esta forma : « Al dios Soknopaios y Amón Soukuo, y a los dioses relacionados, etc. « , luego se hacía la pregunta en el título. Se dirigían primero a los dioses y luego inscribían la pregunta.

Durante el Imperio Nuevo, los oráculos estaban reservados a los egipcios, los extranjeros no tenían derecho a acudir a los oráculos. Luego cuando llegaron los Griegos, es decir a partir del siglo III antes de JC, la utilización de los oráculos se extendió. Quizás también por las uniones entre griegos y egipcios. Era cada vez más difícil averiguar quién era egipcio de pura cepa. Las mujeres también iban a consultar a los oráculos. No tenían ninguna prohibición. Pero suponemos que al principio la práctica de los oráculos no les estaba permitida, y que con el tiempo, las mentalidades fueron cambiando autorizando la consulta de los oráculos al sexo femenino. Las preguntas podían abarcar los temas del robo, del matrimonio, de la propiedad, la mayoría de los temas se planteaban. Suponemos que las clases medias eran las que consultaban más a los oráculos.

Los dioses oraculares se establecen en el panteón egipcio, hay oráculos destinados a Amón, Isis, Harpebekis, Harpócrates, Dioscurps, Zeus y Serapis. Tenían la elección entre varias divinidades para consultar el oráculo.

Los oráculos chinos:


La astrología china existe desde hace mucho tiempo. Es un arte adivinatorio reconocido en Oriente, y empieza ya a conocerse en Occidente. El oráculo chino es una baraja compuesta por 120 láminas. Cada lámina corresponde a una interpretación diferente. Los doce palacios chinos son completados por los cinco elementos que se asocian también a las cinco fuerzas vitales. El oráculo chino es una ayuda preciosa para contestar a preguntas, sea cual sea el aspecto tratado, el oráculo se adapta a todas las situaciones. El oráculo puede ayudarles a tomar las decisiones correctas. Les ayudará a distanciarse de sus problemas y les aportará quizás la solución.

Cada lámina se corresponde con un proverbio chino. Pues hay 120 proverbios chinos. Lo cual da para contestar a todas las preguntas. Los oráculos chinos les orientarán si se sienten perdidos. Pueden utilizar el oráculo chino para sí mismo para conocer su futuro.

Entre los oráculos chinos el Yi-King tiene un papel particular. Este manual de adivinación fue inventado hace mucho tiempo, le llaman el libro de las mutaciones. Se utilliza de igual forma que el oráculo compuesto por cartas. Pero ayuda sobre todo a saber cuáles serán los grandes cambios futuros en el presente o en el futuro. Llaman a este oráculo el Yi-King. Está concebido en base a un sistema binario. Es el Yin y el Yang dividido en 6 niveles, lo cual constituye 64 hexagramas todos únicos. Estos hexagramas se componen de dos trigramas, formados por la superposición de tres líneas. La manera en la que se disponen los trazos difieren todos, según su disposición la interpretación será diferente. Si están enteros se asocian al Yang, si están divididos se asocian al Yin. En total, hay ocho tipos de trigramas y cada uno corresponde a un acontecimiento concreto.




Este sitio utiliza cookies para mejorar su experiencia.