El amor del Invierno 2018 para el signo de Sagitario!

Escrito por Mercedes

Amor: ¡guarda el centro!
Venus te invita a principios de temporada a desarrollar tus potenciales y talentos amigo Sagitario pero igualmente sacas provecho de la vida entonces no tienes demasiadas ganas de privarte de cualquiera que sea, aunque el 1er decanato deberá soportar ciertas restricciones impuestas por Saturno que te ordena apretarse el cinturón un poco o por lo menos gastar en conciencia ¡tu energía (y tus centavos)! A partir del 18 de enero, la comunicación amorosa será al honor y no carecerás de celo ni de inspiración para hacer pasar tus mensajes tiernos con suavidad y atraerte ¡las buenas gracias de todo el mundo! Vela justo a no sobrepasar tus medios y a obedecer más preferentemente a la razón (por lo menos un poco) ¡que a tus compulsiones (3er decanato)! Tendrás empeño, entre el 10 de febrero y 6 de marzo de proteger a los tuyos y de velar por el bienestar familiar, pero deberás ocuparse de no engañar tu autoridad si desea que se te siga sin tropezar en tus iniciativas (2do decanato). El fin de temporada devolverá el amor y tus deseos al primer plano de tus preocupaciones. Entonces tendrás sed de gustar y del ser y Venus te dotará de un brillo que no dejará de deslumbrar a algunos alrededor de ti. 1er decanato, Saturno te recordará, sin embargo, recomendándote sin duda de pasar tus arranques a escrutinio y tus ganas bajo control…


1er decanato (23 de noviembre-2 de diciembre): ¡Cintura!
Saturno te presiona a revisar tu sentido de los valores y a estructurar tu mundo interior pero igualmente a colocar bajo control tus deseos con el fin de determinar si realmente corresponden a tus necesidades esenciales. Comenzarás pues la temporada con esta mentalidad que anima mucho más el control emocional que los desbordamientos en todo género. Particularmente a finales de diciembre y a mediados de enero cuando tendrás como bello decir o bello hacer, serás ordenado a cuadrar tus arranques más que entregarte ¡libremente al vértigo del amor! Entre el 18 y el 26 de enero, Venus te ayudará a comunicar más fácilmente tus sentidos. Historia posiblemente de hacer comprender a tus allegados tus estados actuales ¡del alma y preocupaciones! En febrero, aspirarás a equilibrar y sanar los intercambios en familia y a reforzar las filas alrededor de valores que cuentan para ti. Espera sin embargo experimentar algunas frustraciones al final de temporada (en los alrededores del 13 de marzo) donde tus ganas de vivir y de gustar sin límite corre peligro mucho de toparse con las órdenes terminantes severas de Saturno que exigirá que tu sometas tus pasiones al filtro de la razón.

Si estás en pareja: Venus se frotará repetidas veces a la imposición saturnia que te presiona a gustar en conciencia y a abandonar definitivamente esquemas afectivos inmaduros. Ni hablar pues este invierno de bromear con el amor, pero mucho de preocuparte del fundamento de tus sentimientos con el fin de determinar finalmente si estos últimos no reponen sensaciones ilusorias. Ni hablar de mecerse de dulces sueños, pero bien de aceptar las actualizaciones impuestas por el gran profesor del zodíaco. Afortunadamente, dispondrás en enero del apoyo de Venus (entre el 18 y el 26) y de tu enfoque sensible del terreno familiar en febrero (entre el 10 y el 18) para marcar las mentes y los corazones. Prudencia y paciencia recomendadas en revancha en marzo donde (¿el 13?) tus deseos no serán… ¡de órdenes!

Si estás soltero: Prepárate para vivir un invierno un poco riguroso o cualquiera que sea tus ganas de vivir tus pasiones, serás devuelto la mayoría de las veces sobre la tierra por Saturno que no tendrá esta temporada apenas ganas de bromear con el amor. Desde el principio del invierno, el nevado planeta (el 20 y 25 de diciembre, pero igual en los alrededores del 13 de enero) mantendrá tus arranques y deseos bajo el barril. Te pedirá de hecho sondear tu corazón, interrogarte sobre el sentido que le das al amor y a tus compromisos. Una entrega de péndulos a la hora que no apreciarás forzosamente, sino que tendrá sin embargo el mérito de reducirte lo esencial. Podrás sacar provecho de favores de Venus en enero (entre el 18 y el 26) y en febrero (entre el 10 y el 18) para acercarte a aquellos a los que quieres pero deberás soportar al final de temporada (a mediados de marzo) ciertas frustraciones que no serán de tu gusto sino se revelarán inevitables e indispensables para que tengas éxito al final que determina ¡lo que es verdaderamente bueno para ti!


2do decanato (3 de diciembre-12 de diciembre): ¡un invierno… al calor!
¿Venus te da ganas de todo y de preferencia… en seguida? Dispondrás a principios de temporada de numerosas ventajas para devorar la vida a tope particularmente en enero o los mundos sutiles o apoyos ocultos deberían abastecerte abundantemente materias que toma el placer y que goza del momento presente. ¿Posiblemente una nueva vida se prepara? El cosmos parecerá en todo caso conspirar para hacer tu felicidad y para dispensarte las gracias las que necesitas para desarrollarte a veces secretamente, pero sin demasiada reserva. En febrero, ten cuidado sin embargo con no abusar de tus poderes para dominar todo y todo el mundo. Tus allegados no apreciarían apenas y ¡se lo darías entonces saber (¿el 17, el 25, el 28?)! Acabarás sin embargo la temporada en posesión plena de tus medios y dispuesto a seducir la tierra entera, reforzado por Venus qué te dota (entre el 15 y el 23 de marzo) ¡de un encanto irresistible!

Si estás en pareja: te beneficiaras de un clima más bien propicio a tu abertura afectiva y no pondrás mala cara a tu placer en enero cuando todos los elementos parecen reunidos para que pases de días tiernos y por las noches en compañía deliciosa del otro. Si contemplas un cambio de vida, se presentará entonces bajo los mejores auspicios. Trata sin embargo en febrero de retener ciertos comportamientos demasiado autoritarios qué podrían ¡desagradar en familia (el 17, el 25 y el 28)! Deberías cerrar el invierno con señorío y surfear (entre el 15 y el 23 de marzo) sobre un poder de seducción al máximo para hechizar al compañero que no debería por otra parte apenas oponerse de resistencia a tus argumentos tiernos.

Si estás soltero: Ni hablar de hibernar, pero bien de sacar provecho de un clima más bien clemente para anudar idilios tiernos y agarrar del buen tiempo. Empezarás por otra parte el invierno de manera remarcable, aunque tus historias están vividas en retirada o en el secreto de la alcoba. Aspiras a gozar plenamente del momento presente y deberías tener la oportunidad en enero cuando los planetas favorablemente se alinean para cumplir tus deseos. Tus deseos serán entonces unas órdenes y desplegarás la energía necesaria para alcanzar tus fines sobre todos los terrenos. En febrero, vela sin embargo a medir un poco tus intenciones en familia o tenderás a veces a querer dirigir todo sin consultar demasiado a los allegados. Quedaras entonces en la escucha del otro, otros si desea evitar los malentendidos. Deberías sin embargo cerrar el invierno en de manera ruidosa y bien decidido a hacer chispas en el amor. Cuenta con Venus qué refuerza tu brillo y tu libido entre el 15 y el 23 de marzo para empezar la primavera sobre ¡tu excelente lanzamiento!


3er decanato (13 de diciembre-21 de diciembre): ¡fin de temporada deslumbrante!
Abordas el invierno a toda velocidad, llevado por tus éxitos recientes y podrás todavía aprovechar a principios de enero (el 6) de corrientes portadoras que favorecen tu abertura ¡creativa y afectiva! Atención luego en ciertos desbordamientos emocionales o deseos no controlados que podrían volverse contra ti y perjudicar a tu búsqueda. Prudencia tan recomendada en los alrededores del 13, 14 y 28 de enero o mejor serás el enemigo del bien y donde tendrías interés en calmar el juego más que en intentar extralimitarse. También en febrero donde, si tu encanto todavía causa estragos (el 7, el 14, el 15) no estás al amparo de excesos que podría inducir incomprensiones (el 4, el 10) y exacerbar pasiones no siempre constructivas. Afortunadamente, a partir de finales de febrero, el cielo se libra y recobras tu soberbia. Deberías entonces cerrar la temporada en ósmosis con el mundo, amoroso o en camino.

Si estás en pareja: Si el otoño se acabó en apoteosis, vela en enero a no engañar tu felicidad a riesgo de inquietar al compañero y sembrar la discordia. Para quedar en la misma onda con el otro este invierno, vas a tener que aprender a dominar tus triunfos para que no se transformen en ¡obstáculos o en trampas! Si no careces de originalidad ni de espina para subyugar al elegido de tu corazón en febrero (el 7, el 14, el 15) tienes en cambio un poco de dificultad para controlar excesos eventuales de celo que podrían parasitar un poco tu felicidad (el 4, el 10). Encontrarás afortunadamente tu mente en marzo y sacarás provecho de un encanto al máximo y de unas ganas de vivir plenamente tus amores para cerrar el invierno con señorío y comenzar la primavera ¡sobre una pequeña nube!

Si estás soltero: ¿El otoño te permitió comenzar una historia, hacer chispas en el amor, salir de la fila y de tu aislamiento? Deberías proseguir en este sentido a principios de enero cuando no tendrás ninguna dificultad de marcar ¡las mentes y los corazones (el 6)! ¿Luego? ¡Esto será más difícil! Particularmente en los alrededores del 13 de enero cuando serás tentado de hacerlo demasiado, seguir tus deseos sin tener en cuenta forzosamente los del otro. Espera entonces desengaños o a atravesar situaciones de crisis si no eres consiente a razonar un poco tus arranques y pasiones. También en febrero cuando, si tus repartidas dan en el blanco y tu encanto fascina (el 7, el 14) podrías ser tentado a abusar de eso y exponerte entonces a contratiempos. Trata de canalizar tu energía hirviente con el fin de que sirvan tus intereses afectivos más que te incita a excesos perjudiciales para tu abertura afectiva. Acabarás sin embargo magníficamente la temporada, fuerte carisma que hay que derribar qué podría valerte de numerosas conquistas y una… ¡que cuente!


El consejo de Mi Horóscopo del Día:

¿Un invierno quién pulsa y no presta apenas a la contraccion sobre sí? Una temporada que hay que atravesar con alegría para algunos, con prudencia para otros, pero, con para todos, las ganas enclavijada al cuerpo de vivir grandes momentos. Para no pasar al lado de lo esencial, trata entonces este invierno de tomar la vida por la cintura y tus amores… ¡en serio!




Este sitio utiliza cookies para mejorar su experiencia.